Mi renta,la de mi mujer la de los niños.

Buenos días estimado contribuyente, parece que estamos en competición y no sabemos que finaliza antes, si el plazo para presentar  nuestra  Declaración de la  Renta del ejercicio 2.019 (30 de Junio), o el estado de alarma. Sea lo que fuera voy a tratar puntos concretos de la renta sobre la obligación, la unidad familiar, la renta de los padres y la renta de los hijos.

Están obligados a realizar la Declaración aquellos contribuyentes que hayan obtenido rendimientos de trabajo por encima de 22.000 Euros Brutos  de un único pagador.

Para aquellos cuyos rendimientos de trabajo procedan de dos pagadores estarán obligados a presentarla si superan los 14.000 Euros Brutos. Una excepción a este punto se produce si el segundo y sucesivos rendimientos de trabajo no superan los  1.500 Euros en su conjunto,  en este caso no estarían obligado a realizar la Declaración. Por ejemplo contribuyente con 4 pagadores

Primer pagador: 20.000 Euros.

Segundo pagador: 1.000 Euros.

Tercer pagador: 325 Euros.

Cuarto pagador: 100 Euros.

Este contribuyente no estaría obligado a presentar Declaración. Sobrepasa los 14.000 Euros pero la suma del segundo y sucesivos son inferiores a 1.500 Euros y no llega a los 22.000 Euros.

Al margen de los rendimientos de trabajo, una persona sin rendimientos de trabajo pero con otros rendimientos de 1.000 Euros sin retención (rentas inmobiliarias imputadas, letras del tesoro, ganancias de patrimonio o subvención) estará obligada a realizar la Declaración

En el caso de rendimientos de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención están obligados aquellos que superen los 1.500 Euros de rendimientos.

Cuidado, tienen que hacerla aquellos que hayan tenido una pérdida patrimonial de más de 500 Euros.

Por supuesto está obligado aquel que haya desarrollado una actividad empresarial, profesional o agrícola cualesquiera que haya sido su rendimiento.

Y para finalizar todo aquel que tenga arrendado un inmueble. 

Nuestra normativa tributaria permite a la Unidad Familiar realizar la Declaración de la Renta Conjunta. Para ello se entiende la Unidad Familiar como matrimonio con hijos menores de 18 años a fecha de cierre del ejercicio (31-12-2.019), siempre que se conviva en una misma vivienda habitual. Tiene que haber matrimonio, no vale parejas de hecho. La Reducción de la Base Imponible en esta declaración conjunta es de 3.400 Euros.

La Declaración Conjunta puede ser también monoparental:  padre o madre con hijo o hijos menores de 18 años con los que convivan. La Reducción de la Base Imponible en esta Declaración es de 2.150 Euros.    

Todos los miembros de la Unidad Familiar tienen que optar por la Declaración de la Renta Individual o Conjunta. Es decir si elegimos la Conjunta, ningún miembro puede realizar la Declaración Individual.

Si el matrimonio opta por la Declaración Individual (interesa si trabajan los dos cónyuges con rendimientos individuales que superan aproximadamente los 6000 Euros) podrán deducirse a sus hijos menores de 18 años  con los que convivan y además realizarle la Declaración de la Renta Individual al niño o la niña siempre y cuando los rendimientos de cualquier naturaleza de los mismos  sean inferiores a 1.800 Euros. Este punto es importante porque saldrían a devolver las retenciones de las ganancias patrimoniales o rendimientos de capital mobiliario. Pueden  encontrarse en este caso, aquellos padres que  estén construyendo a sus hijos una cartera de fondos o acciones.

Para el caso de la Declaración de la Renta Conjunta  los rendimientos de los hijos y sus retenciones quedan integradas en la propia Declaración. Por tanto que a nadie se le ocurra realizar en este caso la declaración individual de su hijo con por ejemplo 190 Euros de retención a devolver, porque quedaría anulada la Declaración Conjunta presentada, y todos los componentes de la Unidad Familiar tendrían que hacer la Declaración Individual.

Los padres separados pueden deducirse la anualidad por alimentos que ingresan  a sus hijos en virtud de una sentencia judicial. Cuidado, en el caso de que la custodia sea compartida tendrán que elegir entre la deducción de la anualidad alimentaria y el mínimo familiar. No se pueden aplicar ambas a la vez. Tendrá que elegir aquella que le rebaja más su factura fiscal.

Los hijos mayores de 18 años ya no se consideran Unidad Familiar, pero se pueden deducir en nuestra Declaración mientras sean menores de 25 años, convivan con sus progenitores y sus rendimientos de trabajo sean inferiores a 8.000 Euros. En este caso da igual que hayamos realizado la declaración conjunta o la declaración individual con la deducción de nuestro hijo, si sus rendimientos son inferiores a 1.800 Euros podría realizar renta individual y obtener la devolución de las retenciones.

Sin más, recuerda que seguimos con la amenaza del virus, y debemos permanecer en estado de alerta permanente en nuestra manera de actuar. No te relajes. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .